JUBILACIÓN ANTICIPADA, PARCIAL Y COMPATIBILIDAD CON EL TRABAJO

Con fecha 16 de marzo de 2013 se publicó en el BOE, Real Decreto-ley 5/2013, de Medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo.

Se adoptan medidas en el ámbito de la jubilación anticipada, la jubilación parcial, la compatibilidad entre vida activa y pensión, la lucha contra el fraude, y las políticas de empleo.

A continuación destacamos las normas modificadas:

Capítulo I. Compatibilidad entre la pensión de jubilación y el trabajo

Capítulo II. Modificaciones en materia de jubilación en la Seguridad Social

Capítulo III. Modificación del contrato a tiempo parcial y del contrato de relevo

Capítulo IV. Medidas para evitar la discriminación de los trabajadores de más edad en los despidos colectivos

Capítulo I. Compatibilidad entre la pensión de jubilación y el trabajo.

Se regula la compatibilidad entre la percepción de una pensión de jubilación y el trabajo por cuenta propia o ajena para favorecer el alargamiento de la vida activa, reforzar la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social, y aprovechar en mayor medida los conocimientos y experiencia de estos trabajadores.

Permite que aquellos trabajadores que han accedido a la jubilación al alcanzar la edad legal, y que cuentan con largas carreras de cotización, puedan compatibilizar el empleo a tiempo completo o parcial con el cobro del 50% de la pensión.

En esto casos, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, y además se establece una cotización especial de solidaridad del 8%, no computable para las prestaciones, distribuyéndose el 6% a cargo del empresario y el 2% a cargo del trabajador.

Capítulo II. Modificaciones en materia de jubilación en la Seguridad Social

El capítulo II de este Real Decreto-ley modifica la regulación de la jubilación anticipada y de la jubilación parcial tal como está prevista en la Ley 27/2011, de 1 de agosto, de manera que la edad de acceso a la pensión de jubilación tenga en cuenta la variación de la esperanza de vida, tanto cuando el acceso se produce a la edad legalmente establecida, como en los supuestos en que el acceso es posible a una edad inferior. Se respetan las modalidades de jubilación anticipada, pero con nuevas condiciones para acceder a ellas:

1)      Derivada por cese en el trabajo por causa no imputable a la voluntad del trabajador

Los requisitos exigidos serán los siguientes:

Tener cumplida una edad que sea inferior en cuatro años, como máximo, a la edad legal de jubilación.

Inscripción en las oficinas de empleo durante un plazo de, al menos, 6 meses.

Periodo mínimo de cotización efectiva de 33 años, sin pagas extra.

Que el cese en el trabajo se haya producido como consecuencia de una situación de reestructuración empresarial que impida la continuidad de la relación laboral. A estos efectos las causas de extinción deben ser las siguientes:

a)      Despido colectivo por causas económicas autorizado por la autoridad laboral (art. 51 de E.T.)

b)      Despido objetivo por causas económicas (art. 52.c) del E.T.

c)       Extinción del contrato por resolución judicial.

d)      Muerte, jubilación o incapacidad del empresario individual, o la extinción de la personalidad jurídica del contratante.

e)      Extinción del contrato de trabajo motivada por fuerza mayor.

En los supuestos contemplados en los puntos a) y b), será necesario acreditar haber percibido la correspondiente indemnización mediante documento de la transferencia bancaria o documentación acreditativa equivalente.

Los porcentajes reductores varían entre el 1,875% y el 1,50% trimestral dependiendo de los años cotizados.

2)      Por voluntad del trabajador

Los requisitos exigidos son:

Tener cumplida una edad que sea inferior en dos años, como máximo, a la edad legal de jubilación.

Periodo mínimo de cotización efectiva de 35 años, sin pagas extra.

El importe de la pensión resultante ha de ser superior a la cuantía de la pensión mínima.

Los porcentajes reductores varían entre el 2,0 % y el 1,625% trimestral dependiendo de los años cotizados

Capítulo III. Modificación del contrato a tiempo parcial y del contrato de relevo

Como norma general, para los dos tipos de jubilaciones parciales existentes y a partir de la entrada en vigor de la Ley, la referencia a la edad legal de jubilación quedará situada entre 65 y 67 años, según los supuestos, y aplicada de forma paulatina.

1)      A la edad legal de jubilación.- Los trabajadores que hayan alcanzado la edad legal de jubilación y siempre que se produzca una reducción de su jornada de trabajo entre un mínimo del 25% y un máximo del 50%, podrán acceder a la jubilación parcial sin necesidad de la celebración simultánea de un contrato de relevo.

2)      Anterior a la edad legal de jubilación.- Siempre que con carácter simultáneo se celebre un contrato de relevo, los trabajadores a tiempo completo podrán acceder a la jubilación parcial, siendo los requisitos exigidos:

Tener cumplida la edad correspondiente, que irá variando: 61 años y un mes para el presente año 2013 y 63 años hasta el 2027.

Acreditar una antigüedad en la empresa al menos de 6 años inmediatamente anteriores a la fecha de jubilación parcial.

Que la reducción de la jornada esté comprendida entre un mínimo del 25% y un máximo del 50%, el porcentaje podrá ser del 75% para el supuesto de que el trabajador relevista sea contratado a jornada completa mediante un contrato de duración indefinida.

Que el jubilado parcial acredite un periodo de cotización mínimo de 33 años en la fecha del hecho causante.

Que exista una correspondencia entre las bases de cotización del trabajador relevista y del jubilado parcial, de modo que la correspondiente al trabajador relevista no podrá ser inferior al 65% del promedio de las bases de cotización correspondientes a los seis últimos meses del período de base reguladora de la pensión de jubilación parcial.

El contrato de relevo tendrá, como mínimo, una duración igual al tiempo que le falte al jubilado parcial para alcanzar la edad legal de jubilación.

En el supuesto de contrato de relevo a tiempo completo e indefinido, deberá mantenerse al menos durante una duración igual al resultado de sumar DOS AÑOS al tiempo que le falte al jubilado parcial para alcanzar la edad legal de jubilación.

Sin perjuicio de la reducción de jornada, durante el período de disfrute de la jubilación parcial, empresa y trabajador cotizarán por la base de cotización que, en su caso, hubiere correspondido de seguir trabajando este a jornada completa, estableciéndose para ello un periodo transitorio.

Capítulo IV. Medidas para evitar la discriminación de los trabajadores de más edad en los despidos colectivos

Se regulan las aportaciones económicas por despidos que afecten a trabajadores de cincuenta o más años en empresas con beneficios, con el objetivo de desincentivar la discriminación de trabajadores de más edad.

Así, la aportación económica que deben de efectuar las empresas con beneficios cuando realicen despidos colectivos que afecten a trabajadores de cincuenta o más años, para compensar el impacto que generan estos despidos sobre el sistema de protección por desempleo, únicamente será exigible a aquellas empresas que, exclusivamente, utilicen la edad como criterio preferente para el despido y en el que el porcentaje de trabajadores despedidos de cincuenta o más años sobre el total de despidos sea superior al porcentaje de trabajadores de cincuenta o más años total de la empresa.

También modifica el requisito de obtención de beneficios, quedando incluidas aquellas empresas que obtengan beneficios en al menos dos ejercicios económicos consecutivos dentro del periodo comprendido entre el ejercicio económico anterior al despido colectivo y los cuatro ejercicios económicos posteriores a dicha fecha.

Disposición final primera. Modificación del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio.

Se modifican los requisitos para el acceso al subsidio para mayores de 55 años y aunque el solicitante carezca de rentas, si tiene cónyuge y/o hijos menores de 26 años, o mayores incapacitados o menores acogidos, únicamente se entenderá cumplido el requisito de carencia de rentas cuando la suma de las rentas de todos los integrantes de la unidad familiar así constituida, incluido el solicitante, dividida por el número de miembros que la componen, no supere el 75 por ciento del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.